La Saga de los Privateers en Paraguay y Brasil

Consolidated PB4Y-2 de la empresa Alas Guaraníes, S.A. (Foto: Antonio Sapienza)

Hacia fines de los años 50, un extraño cuatrimotor aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Asunción. Se trataba de un bombardero norteamericano de la Segunda Guerra Mundial, que aún lucía la matrícula y colores del U.S. Navy. Este avión fue adquirido por una empresa privada paraguaya llamada Alas Guaraníes S.A., que pretendía realizar vuelos cargueros a varias ciudades sudamericanas.

El cuatrimotor en cuestión era un Consolidated PB4Y-2 «Privateer», el cual fue oficialmente registrado en Paraguay en octubre de 1959, recibiendo la matrícula «ZP-CAD.» Lucía un esquema de pintura azul oscuro y aún tenía pintadas las insignias militares americanas en el fuselaje y las alas, además del BuNo. 66277. Este bombardero en particular había sido construido en 1945, al final de la guerra. Su primer destino fue la Estación Aeronaval de San Diego, California, donde voló unas 900 horas entre 1945 y 1947. Luego fue transferido a la Estación Aeronaval de Corpus Christi, donde acumuló 1763 horas de vuelo. Desde 1947 hasta 1953, sirvió en las bases de Hutchinson, Corpus Christi y San Diego, acumulando 3.372 horas de vuelo antes de ser desactivado y almacenado en Litchfield Park el 19 de Septiembre de 1953.

Este Privateer fue retirado del inventario del U.S. Navy el 19 de septiembre de 1955 y vendido a particulares, de quienes fue adquirido por la empresa Alas Guaraníes S.A. en 1959. Lo curioso de este aparato era que, a pesar de estar totalmente desartillado, aún conservaba las torretas de las ametralladoras y el gran compartimiento de bombas, que fue utilizado y transformado para el transporte de carga.

No se sabe mucho acerca de las operaciones comerciales de este singular bombardero en Paraguay, salvo que realizó vuelos cargueros a Argentina, Uruguay y Brasil por un corto tiempo, apenas unos cuatro meses, ya que el 26 de Enero de 1960, estando estacionado en el Aeropuerto Internacional Galeão de Río de Janeiro, una de las alas de un Fairchild C-82 de la empresa Cruzeiro do Sul que estaba carreteando cerca, colisionó con el Privateer, produciéndole daños que le impidieron volver a volar. Al parecer, la Alas Guaraníes tampoco contaba con los fondos financieros para repararlo y optó por abandonarlo en Galeão. Con el correr del tiempo, el ZP-CAD fue lentamente canibalizado y finalmente desguazado, desapareciendo para siempre un histórico ejemplar. Tampoco hay registros que la empresa Alas Guaraníes haya operado otro tipo de aeronaves, por lo que suponemos se extinguió luego del percance.

El Privateer ZP-CAD de Alas Guaraníes en el Aeropuerto Internacional Galeão el 28 de Febrero de 1965. (Foto: Carlos Dufriche.)

Los Privateers de «ASAS»

En 1959 fue formada la empresa «Asas Importação e Exportação Ltda.» para el comercio y exportación de carne fresca de la región de Mato Grosso a Venezuela. Su capital era de 5 Millones de Cruceiros, divididos en 5.000 acciones de 1.000 de dicha moneda, estando la compañía integrada de la siguiente manera:

  • Childerico Motta (Director Técnico) con 1000 acciones.
  • Fausto Alfredo Norfini con 833 acciones.
  • Nelson Gómes Leite (Director Gerente) con 834 acciones.
  • Abner Coelho de Freitas con 833 acciones.
  • José Paulo Muniz da Silva con 500 acciones.
  • Kurt Vollmer con 500 acciones.
  • Mario Kretzman con 500 acciones.

Childerico Motta era piloto de línea aérea, formado como sargento-aviador en la Escuela de Aviación Militar de la Fuerza Aérea Brasileña. Hizo carrera en la Panair do Brasil y posteriormente en Aerovías Brasil.

El 13 de Marzo de 1959, ASAS solicitó autorización para importar tres PB4Y-2 de los Estados Unidos. Adjuntó a la solicitud la propuesta de la Ferris Buarque Corp. con fecha 26 de Diciembre de 1958 en la que ofrecía cuatro PB4Y-2 con cerca de 1.300 horas de vuelo al precio de 10.000 Dólares cada uno. Estas aeronaves estaban en poder de Mark Aero Supply Inc., que los había adquirido el 1° de Agosto de 1958 de la Estación Aeronaval de North Island. Dichas aeronaves formaban parte de un lote de 51 Privateers que habían sido vendidos a tan solo 2,880 Dólares cada uno.

Por alguna razón desconocida, la importación no fue autorizada, pero el 29 de Abril de 1959, la compañía Svacina Comércio, Industria e Representações Ltda., bajo el control de Otakar Svacina, solicitó la matrícula provisoria y la autorización para el traslado del primero de los tres Privateers, el BuNo. 59813. En la licencia de importación del Ministerio de Hacienda constaba como vendedor la empresa Mark Aero Supply Inc. y el precio era de 10,000 Dólares. La matrícula brasileña reservada para esta aeronave fue «PT-BEC», y el 29 de Abril de 1959, fue autorizado el vuelo de ferry. Hay referencias en un documento de que este Privateer recibió la matrícula americana N3322G. El avión llegó al Aeropuerto Galeão en Río de Janeiro el 8 de Agosto de 1959 pilotado por Childerico Motta, y el 29 de Marzo de 1960 fue vendido a ASAS, la que dos días después solicitó su matrícula al Registro Aeronáutico Brasileño (RAB). Sin embargo, por razones aún no determinadas, la matrícula no fue confirmada y finalmente fue cancelada el 16 de Julio de 1963.

El 26 de Mayo de 1959, Svacina obtuvo la matrícula «PT-BEG» y la autorización para el traslado del segundo Privateer, el BuNo 60001. El 11 de Junio de 1964, fue emitida una autorización de su vuelo para São José Dos Campos y la aeronave obtuvo de la Autoridad Aeronáutica Brasileña (CTA) el certificado de homologación CHM 6406-03. Entre el 20 de Junio y el 15 de Octubre de 1964, realizó vuelos en la zona de Belém, en la Región Norte, siendo inspeccionado en dicha ciudad el 4 de Agosto de aquel año con 2.378:11 horas de vuelo. En diciembre de 1964, este Privateer fue retenido judicialmente hasta el 24 de Junio de 1968. El 24 de Abril de 1969, fue nuevamente retenido por la Justicia Brasileña, luego de una inspección en São Paulo. El 17 de Octubre de 1969, fue inspeccionado nuevamente, esta vez en Afonsos, Río de Janeiro con 2.468:12 horas de vuelo. Una vez más, fue retenido judicialmente el 15 de Julio de 1970. El 29 de Enero de 1976, por orden judicial, los restos canibalizados de esta aeronave fueron entregados a Lucio Silva y Roberto A. Marques, siendo la matrícula PT-BEG cancelada del RAB el 23 de Marzo de 1976.

Privateer PT-BEO de ASAS en el Aeropuerto Internacional Galeão de Río de Janeiro, el 15 de Noviembre de 1964. (Foto: Capt. Carlos Dufriche.)

El tercer Privateer, registrado con la matrícula «PT-BEO», y que tenía el BuNo 66293, recibió la matrícula provisoria para el vuelo de ferry el 25 de Marzo de 1959, llegando a Galeão el 6 de Julio de aquel año, todavía a nombre de Svacina. Esta empresa lo vendió a ASAS el 29 de Marzo de 1960. En un documento apareció la matrícula americana N3324G como perteneciente a esta aeronave. El 2 de Diciembre de 1960, fue autorizado su traslado a São José Dos Campos, luego de que fuera convertido a carguero por la firma Avitec de Río de Janeiro. El CTA aprobó la conversión el 8 de Febrero de 1961 y su matrícula fue confirmada en el RAB el 24 de Agosto de 1961. En el mes de Noviembre de 1965, se emitió un informe que mencionaba que el PT-BEO se encontraba en Galeão sin motores hacía ya muchos meses.

En 1959 se tenía información que Childerico Motta trasladaría el PT-BEC de Miami a Río de Janeiro entre el 27 y el 29 de Mayo de aquel año y el PT-BEG entre el 13 y el 15 de Agosto; Igualmente, dicho piloto trasladaría el ya mencionado ZP-CAD desde Port of Spain hasta Asunción entre el 13 y el 14 de Diciembre de 1959, donde realizaría varios vuelos en la región entre el 15 y el 18 de aquel mes y luego volaría a Río de Janeiro el 20.

Los autores desean agradecer al Capt. Carlos Dufriche por los valiosos datos y fotos proporcionados para el artículo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *